lunes, 26 de junio de 2017

CUANDO TE VES EN MEDIO DE UNA TRIFULCA Y……

Son las doce del mediodía y estoy en un lugar muy transitado, calculo que cerca de 70 personas estamos ahí apalancadas sin contar otras mas que hay en la terraza de un bar. Estoy de espera mirando el móvil cuando de repente me llama la atención unas voces, son una pareja discutiendo. En un primer momento no presto mucha atención, pero el tono de la trifulca empieza a subir de manera considerable. Ella parece estar bajo los efectos de algún tipo de medicación, el es un tipo corpulento y mientras discuten hace muchos aspavientos con las manos. La cosa no mejora y me temo que no va a terminar muy bien. Guardo el móvil en el bolsillo y echo un vistazo a mí alrededor para ver la reacción de la gente que para mi sorpresa …a huido del lugar (incluidos los del bar).Estoy solo frente a la pareja, la agresividad del tío me hace pensar que si meto el morro en el asunto de la primera hostia que me va a dar el pavo me va a dejar tiritando para una temporada, así que en vista de cómo están las cosas recurro a un analgésico mental antes de salir al ruedo. Mi mente, que es de recursos rápidos me recuerda aquella somanta de palos que me dieron cuatro  maderos de paisano en una discoteca por ponerme patrióticamente gallo y que me tuvo un mes a papillas con la mandíbula desencajada, o esa otra, cuando me vi acorralado por la poli en una manifa por lo de Zabalza, peor que eso no será (me digo a mi mismo) para encajar las posibles consecuencias. También me vienen a la cabeza otras situaciones en las que salí “mejor parado “pero esas ahora no cuentan. La discusión sigue, mientras mi anestesia cerebral hace su efecto. Con un gesto ladeado del hombro dejo caer mi macuto al suelo, parece ser que el tipo ve en esa maniobra un desafío, como el que desenfunda las pistolas para disparar, la cosa funciona, su tono de voz baja y su semblante se tranquiliza mientras no me quita ojo. Yo ya me vengo arriba, y ya puestos a exhibir mis artes interpretativas me meto la mano en el bolsillo de la camisa, saco un cigarro que me llevo a la boca y enciendo al más puro estilo Clint Eastwood. Estoy que me salgo, el tipo no dice ni pío, mi actuación es digna de una película de Sergio Leone, pero no quiero tentar a la suerte, además  la cosa ya se ha calmado. Cojo el macuto del suelo y me alejo del lugar con paso tranquilo, en plan John Wayne en Rio Rojo, pero en vez de con una alfombra roja tropiezo con una escalerilla, toda mi pose cinematográfica se va a tomar por culo en dos segundos, noto que dos personas me sujetan antes de caerme de morros, son la pareja que me preguntan: Estas bien? A lo que yo contesto cabreado con un siii, para a continuación con tono enojado reprochar su actitud con un severo ¿Qué coño os pasa a vosotros? En ese momento nos ponemos a fumar los tres, mientras me cuentan una historia que me hace pensar que este país tiene que volar por los aires .Menos mal que el bocadillo de cangrejo con moquillo de lubina de Móstoles y salsa de rana con garbanzos me está esperando .PATXI SAGARNA


lunes, 19 de junio de 2017

Por fin me ha escrito PAMELA ANDERSON

Cada vez que fallece alguien famoso, observo que hay gente por la red que trasmite la noticia como si de un familiar se tratara, y lo peor, consiguen generar ese efecto. Si lees los comentarios que hay debajo, uno puede observar que son los típicos que se les hace a los parientes del finado.
Lo que quiero decir con esto, es que a algunas personas la red les proporciona la oportunidad de envolverse emocionalmente en un lugar que no les corresponde, se comportan como el viudo o la viuda, el amigo intimo o el hermano que no son, interiorizan la “familiaridad” de tal manera y se meten tan de lleno en la tragedia que algunas veces resulta sonrojante su “inconsolable drama”. Ya hablé de esto antes, cuando L’Wren Scott por entonces novia de Mick Jagger se suicidó, parecía que la gente conocía a Mick (así lo llamaban) de toda la vida, todo el mundo parecía llorar la mala fortuna de Mick, yo me sentía un insensible cabrón en ese momento, pues el estado emocional de Mick y lo que pasara por su cabeza me importaban un autentico huevo.
Pero me voy a meter en el papel de los “inconsolables” por un momento imaginando que ahora mismo me avisan de que ha muerto Donald Trump, la cosa comenzaría así:
Queridos amigos del facebook, estoy totalmente conmocionado por la muerte de Donald Trump (Donald para mí) llevo todo el día sin comer, sin dormir, estoy en el bar que hay al lado de mi casa intentando sobreponerme a la noticia a base de un reguero de tintos con gaseosa y orfidales mientras espero a una ambulancia del SAMUR.

Donald era como un padre para mí, recuerdo los cuentos que me contaba sobre Siria, nunca perdió el norte(ni el de Corea).Llegados a este punto ,mi perfil se empieza a llenar de mensajes de ánimo, hasta Rajoy se une a la cascada sensiblera y patriótica con un “Sagarna ,cuando peor para ti mejor para mí y para ellos que quieren que el vecino sean los alcaldes ,porque somos sentimientos y tenemos seres humanos y así no sube el IVA de las chuches” .Incluso Pamela Anderson ,a la que tengo agregada en el facebook y no me ha hecho caso en la puta vida (a pesar de darle al ME GUSTA en todas sus publicaciones) se une a las muestras de dolor con un mensaje que dice lo siguiente :Patxi,sorry and de people gastetxe please the eyes Elorrio plus main .El duelo se adueña de mi perfil, el Kukus Klan ,Jean Marie Le Pen ,Tv 13,Intereconomia,todos se unen a este tanatorio virtual. Mientras, yo me pregunto si en el velatorio habrá bocadillos de sopa de lagartija con riñones de ornitorrinco y uñas de mono rebozadas.PATXI SAGARNA

miércoles, 14 de junio de 2017

EL BODO OSTIÓN

Quedo con un amigo para entregarle unas partituras, cuando llego está sentado en la terraza de un bar tomando una tónica, le entrego lo acordado, le explico un par de cosas y ya de paso le pregunto por su hermano, observo que no me pone muy buena cara así que no insisto, se hace un silencio que se rompe con un contundente: Esa boda no se debió celebrar nunca (sentencia).
Ya sabes que mi hermano al final, para no andar entre idas y venidas se casó con aquella chica catalana (me dice) la cosa empezó mal desde el día de la boda. Por la noche, después de la cena fuimos a unos cuantos bares, en el ultimo pub cuando ya estaban cerrando y nos pidieron educadamente que abandonásemos el local ,mi hermano se puso tonto (ya sabes cómo es) empezó a insultar en voz alta, se metió con un camarero con tan mala fortuna que este le dio un empujón ,mi hermano tropezó con una mesa y cayó al suelo rompiéndose el tabique nasal y fracturándose la rodilla, así que ni noche de bodas ,ni viaje de novios ni gaitas.
A los dos meses y para compensar la jodienda cogió dos billetes para un crucero. El primer día, por falta de costumbre pasó casi todo el viaje mareado, el segundo (cuando ya aprendió el camino al bar) parece que ya le cogió el equilibrio al asunto. Por la noche después de cenar fueron a bailar, una orquesta amenizaba las noches del crucero y mi hermano ya la tomó con el chico que cantaba (ya sabes la antipatía que nos tiene a los músicos) ella le llamó la atención, le pidió que se comportara, en un primer momento mi hermano se serenó un poco, pero de repente cogió un hielo de su copa y lo lanzó a los músicos abriéndole la ceja a uno de ellos, la cosa no fue a mayores gracias  a que algunos pasajeros mediaron en la trifulca. El resto del crucero lo hicieron por separado y sin casi hablarse, al llegar a casa cada uno se fue a dormir a una habitación.
Parecía que mi hermano estaba más que arrepentido y como era el cumpleaños de ella ,le dije que porque no invitaba a sus cuñados(a la hermana de ella y su pareja) a pasar un fin de semana, el estar cerca de su familia podía quizás relajar un poco la tensión, le pareció buena idea y así lo hizo. Así que aparecieron el sábado por la mañana en plan sorpresa, a mi cuñada le dio un gran alegrón, se fueron a dar una vuelta  y a tomar algo. Mi hermano empezó con vermut, a la hora de la comida ya  estaba un poco cargado, se empezó a meter con el Barsa, con la independencia, con los catalanes, con la bandera, con su cuñada, hasta el punto de que la situación se hizo tan insoportable que se levantaron de la mesa y se marcharon, y esta vez su mujer se marchó con ellos. De esto hace ya 6 meses, desde entonces mi hermano no sabe nada de ella, no contesta al teléfono ni ella ni nadie de su familia.
Llegado a este punto le pregunto qué tal lo lleva su hermano. No lo sé (me contesta) hace dos meses le invitamos a dar una vuelta para hablar un poco con él. Al principio parecía aceptar la situación, pero a la tercera copa se puso besucón primero y faltón después, termine dándole una ostia y desde entonces no sé nada de él. En ese momento me viene a la memoria el bocadillo de churros con croquetas y alcachofas de Elche que tengo preparado en casa.Patxi Sagarna.